Métrica en internet

Contando caracteres: guía de la longitud ideal en Internet

letras

Que nadie se lleve a engaño: con este artículo ni afirmamos ni negamos que el tamaño importe. A falta de un consenso universal y mientras los parámetros para medir fluctúan en un permanente ajuste-reajuste (aún estamos asimilando la última actualización del Panda de Google), buenos son los estudios que se dedican a contar todo tipo de cuestiones. Hoy hablamos de caracteres, sí, de las letras que dan forma al contenido.

Partiendo de que nuestro objetivo es llegar al mayor número de personas, ¿cuál es el largo ideal de este artículo? ¿Y cuánto debe medir el tweet cuando lo comparta? ¿Con cuántos caracteres en el post de Facebook tengo más posibilidades de conseguir ‘me gusta’? A estas preguntas responde un artículo que hemos encontrado en el blog de Buffer y que reúne los últimos estudios que, en el mundo del posicionamiento web, se han dedicado a contar caracteres.

Lo que miden estas investigaciones es con cuántos caracteres consigo más difusión. En todos los casos, se exhiben gráficos que parecen demostrar que hay tamaños que funcionan mejor y otros que funcionan peor. Pero esto es un mero juego estadístico en el que se reúnen datos y se colocan en grupos para intentar encontrar un patrón. Pero aunque se me aparezca el patrón en un diagrama de barras, lo que no explican es la clave de la relación entre el tamaño de un titular, un artículo o un tweet con la repercusión que tenga. De la misma forma, no entran en el contenido. ¿Hay alguna relación entre el tipo de contenido, entre su calidad y el alcance que consiga? Ni tampoco en la estrategia de difusión utilizada. Es, creemos, la pintura completa la que puede revelar un verdadero patrón que sirva de guía. Pero hoy sólo vamos a contar caracteres.

1. Titular de un artículo: 6 palabras.
Si no somos capaces de resumir tanto, hay que poner la atención en las tres primeras palabras y en las tres últimas. Al parecer, son las que, en realidad, leemos.

2. Artículo: 1.600 palabras.
Dicen los de Medium que el tope de atención de los internautas está en 7 minutos, en los cuales leen unas 1.600 palabras. Si tenemos que dedicarle más tiempo a un artículo, nos lo pensamos bien. Claro que 1.600 palabras no son pocas. De hecho, dan forma a un artículo largo, más largo de lo que es habitual encontrar en blogs corporativos.

3. Twitter: 100 caracteres.
Tenemos de máximo 140, pero hay que dejar esos 40 de diferencia para que el que comparta nuestro tuit pueda hacer algún comentario. Es lo que dicen los estudios. Sin ponernos absolutos, nos dicen que los tuits más retuiteados tienen entre 71 y 100 caracteres.

4. Facebook: 40 caracteres.
¡Caray, hay que ajustar mucho! Claro que si encontramos las cuatro o cinco palabras adecuadas (o no, eso no lo dice) para transmitir nuestro mensaje conseguimos un 86% más de difusión que si nos explayamos. Pero sin ponernos tan estrictos, nos quedamos con la segunda idea: los post con menos de 80 caracteres consiguen un 66% más de alcance. Más asequible.

5. Google +: 60 caracteres.
Aquí también hay mucho que ajustar, porque la media en los post de Google + es de 156 caracteres, dicen los estudios. Nos sobran más de la mitad si queremos tener la mayor difusión posible. La parte buena es que esta red social sí permite subtítulos, así podemos contextualizar los titulares de 60 caracteres que se nos queden crípticos.

6. Cada línea: 40-55 caracteres.
Sobre lo que no hay ninguna duda es sobre el hecho de que no leemos igual en papel que en formato digital. El estudio de cómo se leen en el ámbito digital es toda una disciplina a día de hoy, ya que es fundamental para estructurar de forma más efectiva la presentación de contenidos. De ahí viene esta medida: el largo de cada línea que leemos en Internet. Y limitarlo a 40-55 caracteres es una mala noticia, teniendo en cuenta los estándares de diseño web actuales. El sidebar está defenestrado, porque desde un punto de vista de adaptabilidad de las webs a dispositivos móviles es un verdadero incordio. Y como ya nos hemos acostumbrado a no verlo, las páginas a todo el ancho son un ‘must’ si hablamos de la estética del diseño web. Esto significa que cada línea de texto tiene mucho más de 55 caracteres, si leemos en un ordenador. La parte positiva es que cada vez leemos menos en ordenadores y más en móbiles y tabletas. Y en estos disposivos las líneas se acortan considerablemente, así que probablemente cumplamos con esta regla.

7. Dominio: 8 caracteres.
Esto parece de pura lógica. Un dominio corto es más fácil de recordar que uno largo, así que no nos extraña el número. Claro que no nos podemos quedar sólo con la cifra de caracteres. Si no conforman una palabra fácil de escribir y recordar o si incluyen números, la efectividad del dominio se reduce considerablemente.

8. Asunto de un mail: 50 caracteres.
Es el máximo que establece MailChimp (uno de los principales servicios de newsletter) en un estudio en el que viene a decir que, en realidad, no hay un número mágico que determine que un mail se lea más o menos. Concluye afirmando que siempre es mejor que el titular del asunto no supere los 50 caracteres, pero es la única concesión que ofrece a la hora de crear una regla general.

Y hasta aquí nuestra selección de caracteres. El artículo de Buffer hace referencia a otros elementos, como las presentaciones orales, y recoge enlaces a todos los estudios recopilados, así que bien merece un vistazo.

Por cierto, por si alguien se ha dado cuenta, esto es un buen ejemplo de ‘haz lo que digo y no lo que hago’. El titular de este artículo tiene 9 palabras (confiaremos, pues, en el atractivo de las tres primeras y tres últimas palabras), el largo total del mismo apenas supera las 1.000 palabras y cada línea de nuestro blog (en el que mantenemos el sidebar, pese a las tendencias) ronda los 100 caracteres. Falta por ver si nos adaptamos a los números ‘mágicos’ en las redes sociales. Así pues, tentando a la suerte estadística, veremos qué resultados obtenemos.

——

Foto: Bart.

About the author

María Sierra

2 Comments

Click here to post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Que nadie se lleve a engaño: con este artículo ni afirmamos ni negamos que el tamaño importe. A falta de un consenso universal y mientras los parámetros para medir fluctúan en un permanente ajuste-reajuste (aún estamos asimil…..

Boletín

Recibe los artículos del blog de A-Tres en tu mail.

Ahora en las redes de A-Tres